Museos

Visita al Museum of the Moving Image (Queens)

 

¡Muy buenas a todos!

Este fin de semana pasado lo pasé en Brooklyn y Queens.

Por un lado, el sábado regresamos al Brooklyn Botanical Garden para poder ver los cerezos ya florecidos y el jardín en todo su esplendor y, la verdad, es que mereció la pena madrugar. Luego cogimos el metro y subimos hasta Queens, para visitar el Parque de las Esculturas, con vistas a la isla de Roosevelt y parte de East Side de Manhattan. Sinceramente, me esperaba algo más, pero no había na’ de na’. Imagino que en verano habrá más cosas, y más esculturas, ya que como bien dijo Alicia, nada más que había tres esculturas y dos maceteros enormes.

IMG_4808 IMG_4772 IMG_4796 IMG_4749 IMG_4745 IMG_4741

Como yo el sábado tenía que regresar pronto porque curraba a las 5.30 de la tarde, tras ir a Queens, cogí el metro de vuelta a Manhattan y me subí en el tren de las 4.06 en Grand Central.

El domingo, por otro lado, inicialmente no tenía planes, pero me sugirieron ir al Museum of the Moving Image, que se encuentra en Astoria (Queens), y del cuál yo tenía dos tickets 2×1 que me regaló un amigo hacía ya un tiempo. Tenía pendiente visitar este museo desde antes de Navidades, pero por “x” o por “y” no había llegado a ir. Así que tras comentarlo con Leila, mi amiga alemana, decidimos ir después de comer, cogiendo el tren de las 1.30 en Mamaroneck para llegar en torno a las 2.15 a Grand Central.

Habíamos quedado con otras chicas en el museo a las 3, aunque lo pospusimos hasta las 4, así que hasta que llegara la hora nos quedamos en Bryant Park (pues desde ahí era donde teníamos que coger el metro para Queens), y nos tomamos un Iced Belgian Cocoa por $4. Vamos, un batido de chocolate belga pero sin helado, sólo con leche, chocolate belga y unos cuantos cubitos de hielo. La verdad es que estuvo delicioso, para mi gusto, y mucho más barato que el batido normal que vendían.

Después de tomarnos el batido, llegó la odisea…

Esto es uno de los principales puntos negativos que le doy a Nueva York, y dudo mucho que algún día se lo quite: el metro. Coger el metro y querer llegar pronto a un sitio es algo prácticamente imposible aquí en Nueva York. Ya hablaré otro día de las líneas de metro y el cacao que te haces en la cabeza hasta que comprendes cómo funcionan (lo de los trenes express que se saltan estaciones, las líneas cortadas, etc.). Lo de ayer fue casi desastroso. Quisimos coger la línea M, la naranja, en Bryant Park para ir hasta Steinway St, pero ésta línea sólo viajaba hasta 57 St. Ahí nos quedamos en el tren, tras preguntar al condcutor, y regresamos a Bryant Park. Allí cambiamos a la línea F, para ir hasta Roosevelt Ave. Y ahí nos tuvimos que bajar y cambiar de tren a la línea R (amarilla) para regresar hasta Steinway St. En total tardamos más de una hora, cuando el trayecto directo y normal hubieses sido de media hora aproximadamente.

Una vez llegamos a Steinway St, caminamos menos de 10 minutos y llegamos al Museum of the Moving Image, donde cada una pagamos $4.50, ya que somos estudiantes y teníamos el descuento del 2×1. Si no tenéis descuento, o si no sois estudiantes, deberíais pagar $12.

Si llevas una mochila grande, como yo, debes dejarla en consigna, aunque puedes coger la cámara y llevarla colgando. Está permitido tomar todos en todos los lugares, excepto en aquellos donde haya una señal que lo prohiba.

En rasgos generales, el museo me gustó bastante. Y toda persona interesada en cine, televisión y nuevos formatos de contar historias, debería visitarlo. Aunque si ya has estudiado sobre ello en profundidad no te va a pillar de sorpresa algunas cosas, pero os puedo asegurar que no os dejará aburridos.

Hay tres plantas, aunque la planta baja es donde está el cine (suelen proyectar películas todos los días, clásicas y poco conocidas; de hecho, ayer, en el Día de la Madre, proyectaban “La semilla del diablo”, y no entré porque no teníamos mucho tiempo para ver el museo, pero no me hubiese importado, oye).

En la primera planta se encuentras las nuevas tecnologías y nuevos formatos de crear historias (así es cómo llamo yo a esa sección), y luego había una enorme sala de “Behind the Scenes”, donde te mostraban cómo se hicieron las pelucas, maquillaje, efectos especiales, etc. de diferentes películas. También te mostraban revistas antiguas, juguetes de hace mil años relacionados con el mundo de la televisión o el cine, muñecos de acción de Star Trek y Star Wars, entre otros. Y por útlimo había una sección donde había consolas antiguas, con las que podías jugar (Sonic, Super Mario Bros., Donkey Kong, marcianitos, el de las ranas que tienen que cruzar al otro lado y unos cuantos más).

En la segunda planta, había una exposición, a la que no podías hacer fotos, sobre la serie del canal AMC, Mad Men. Si eres fan de la serie, dudo muchísimo que te defraude. Yo, personalmente, al no ver ni seguir la serie me trajo sin cuidado, aunque he de decir que los decorados y los diseños de la ropa me gustaron bastante. Luego había otro “Behind the Scenes”, mucho más interactivo que el de la planta anterior. Aquí había cámaras de fotos y cámaras de cine antiguas, también proyectores, televisiones muy antiguas y prototipos de posibles televisiones, una pequeña sala donde podías ver cómo se hacía la realización de un partido de béisbol, lo que me trajo muchos recuerdos de las clases de Realización Audiovisual en la URJC. Más adelante había varias salas donde podías escuchar los soundtracks de algunas películas, podías doblar una escena de una película (yo lo intenté con El mago de Oz, pero no valgo para doblaje, jajaja), e incluso podías crear un video en Stop Motion. También había un zoótropo (me hizo mucha ilusión ver uno), y un “Traumatropo” o Rotoscopio, como queráis llamarlo, el del pájaro y la jaula.

IMG_4825 IMG_4831 IMG_4921

Por último, hicimos cola para poder utilizar unas gafas en 3D para ver una mini-película de cinco minutos, muuuuuuuuy curiosa, e incluso impresionaba en algunos momentos. Te tenías que girar, mirar hacia arriba, hacia abajo, mirar a ambos lados bastante rápido para no perderte nada… La verdad es que estuvo muy chulo.

Y tras esto, recogí mi mochila y nos fuimos de regreso a Grand Central. Eso sí, el viaje de vuelta fue mucho más tranquilo y directo, jaja. Como al tren de las 8 de la tarde no íbamos a llegar, nos quedamos en Bryant Park disfrutando del fresco y las vistas hasta que llegase la hora de ir al tren, el cuál casi lo volvemos a perder por unos segundos, jajaja. ¡¡¡¡¡Vaya carrera que nos echamos cuando quedaba sólo un minuto!!!!

Y eso es todo.

Más info sobre el Museum of the Moving Image, en el siguiente enlace: http://www.movingimage.us/

Cómo llegar: subway línea M (naranja) o R (amarilla) –> Parada Steinway St.

Precios:

  • Adultos $12 (+18 años)
  • Más de 65 años $9
  • Estudiantes $9 (se necesita ID de estudiante)
  • Niños (6-12 años) $6

Horas de visita:

  • Lunesy Martes: cerrado.
  • Miércoles y Jueves: 10.30 am – 5 pm
  • Viernes: 10.30 am – 8 pm (Entrada gratis de 4 pm – 8 pm)
  • Sábados y domingos: 11.30 am – 7 pm

Os lo recomiendo 100% para pasar un buen rato. Y si ya os gusta el cine, con más razón.

¡Un saludo y nos vemos en la siguiente entrada!

Categorías: Au Pair USA, Museos, New York | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Un español en Toronto

Blog de un español viviendo en Toronto, Canadá

Mama Quiero Ser Au-pair

"El mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices."

My american adventure

Mi pequeño rincón donde contar todo lo que viva durante mi gran aventura como au pair :D

Dos Sin Fronteras

Diario de viajes por el mundo, pensamientos y recuerdos

Carlitoselcanariodublin

Vivir y Trabajar en Irlanda

Aupair en Irlanda

La vida de una aupair por tierras irlandesas